Encontrar vuelos baratos reservando en internet

Desde que Ryanair ha ofertado vuelos desde Zaragoza he utilizado sus servicios dos veces, la última vez ha sido a Roma en el mes de julio, por 50 Euros ida y vuelta tasas e impuestos incluídos. ¿Cómo lo he hecho?, eso pretendo explicar y animar a la gente para que aproveche ocasiones como ésta.

volando en un avion de papel
Imagen procedente de Sourdesign

Principios básicos a tener en cuenta

En el artículo titulado Tips para encontrar vuelos baratos, se apuntan algunos aspectos que se deben tener presente para conseguir el objetivo, pero yo los adapto de la siguiente manera:

  • Previsión: Cuanta más lejana sea la fecha del viaje más tiempo se dispone para encontrar ofertas. El viaje de julio lo concertamos en febrero.
  • Flexibilidad: Disponer de un rango de días tanto para la ida como para la vuelta. De salir el día 31 de junio a salir el 1 de julio la diferencia era del triple.
  • Comparación: Aunque en la publicidad anuncien inmejorables ofertas, desconfía y compara entre las diferentes compañías y otros proveedores.
  • Perseverancia: No te conformes con buscar una sola vez o un solo día, los precios varían con frecuencia.
  • Disponibilidad: En temporada baja siempre es más fácil encontrar vuelos baratos. Los martes, miércoles y jueves también suelen salir más baratos que el fin de semana.
  • Comunicación: Según lo que se tenga previsto hacer, es conveniente informarse de la comunicación del aeropuerto con la ciudad de destino o con otros medios de transporte.
  • Información: Toda información es poca. Consultar con amigos que han hecho un viaje parecido, o en foros de viajeros puede ahorrar tiempo y evitar sorpresas.
  • Facturación: Ajustarse al peso máximo permitido para la facturación de equipaje, un kg de más puede dar al traste una buena oferta.
  • Oportunidad: Muchas compañías rebajan considerablemente el precio del billete en el último minuto. Es otra opción para quién decide seguir un impulso.

Fases del proceso

  1. Buscar: Evitar búsquedas de días concretos, es mejor utilizar buscadores, ya sean de la propia companía o externos, que permitan búsquedas de varios días para la ida y la vuelta.
    • Compañías de vuelos de bajo coste en España : Vueling, accede al enlace “Encuentra el vuelo más económico”. Ryanair, accede al enlace “Buscar las tarifas más bajas”. EasyJet. Clickair, en su buscador se puede elegir la opción de “2 días antes/después” en el campo “buscar fechas”. Air Europa, al seleccionar el origen y el destino en su buscador aparecen automáticamente los precios de todos los días en los calendarios.
    • Compañías de América: Hay tantas que lo mejor es acceder a los siguientes enlaces para que cada un@ pueda utilizar el que le convenga. América en vuelos de bajo coste. Aerolínea de bajo coste según Wikipedia.
    • Buscadores externos especializados: SkyScanner, recomendado por Hombrelobo, proporciona muchos resultados en formato gráfico y una vez seleccionado el viaje, redirecciona a la página de la compañía. Vuelos última hora.com, para quién pueda esperarse al último momento. WhichBudger, se pulsa sobre el destino o el origen y se es redireccionado a la compañía correspondiente. Lastminute.com, seleccionar la opción “Mis fechas son flexibles”, proporciona más servicios además del viaje. Rumbo.es, una agencia de viajes que opera sólo en internet con una trayectoria consolidada. Trabber, realiza un búsqueda en varias páginas a la vez. Viajar.com, otro portal especializado con más servicios además del vuelo. Megavuelos.com, toda la información de las aerolíneas de bajo coste que operan en España. Atrápalo.com, además de vuelos muchas cosas más.
  2. Reservar: Asegurarse que el precio total incluye impuestos, gastos y cargos. Un vuelo desde Zaragoza a Londres reservado el día 15 de septiembre de 2007 para el día 25 de enero de 2008, sale a 0,01 Euros, pero con tasas e impuestos se queda en 16,42 Euros.
    • Términos y condiciones. Posiblemente, antes de continuar habrá que seleccionar la casilla que indique la conformidad con las condiciones y términos de uso. Es importante leerlas antes de continuar, ya que ahí suelen indicar las condiciones en temas de seguridad y de equipaje.
    • Datos personales y otros servicios. Ya se comienza a proporcionar los datos personales del viajero pero además hay que tomar decisiones respecto a dos servicios concretos, el número de bolsas a facturar y si se quiere adquirir el seguro de viaje. Si sólo se lleva una maleta pequeña no hay que facturarla porque se puede subir al avión y respecto al seguro de viaje que cada cual decida.
    • Pagar. Si se paga con tarjeta hay que tenerla a mano porque nos pedirá su número y también el código de seguridad que hay en la parte posterior y que suele tener tres cifras.
    • Confirmación de la reserva. Finalmente saldrá una página con todos los datos relativos al vuelo, horario, nombre de la persona que ha contratado el servicio, etc. Esto es lo que hay que imprimir para que sirva como billete. Normalmente suelen enviar por correo electrónico esta misma página, hay que guardarla.
  3. Embarcar: Llega la hora de la verdad. Lo único que se necesitará es la página impresa y el documento de identidad o pasaporte.
    • Puntualidad. Normalmente habrá que ir al aeropuerto con dos horas previas a la salida.
    • Equipaje previamente pesado. Si no se ha seleccionado facturar en el momento de la reserva, se podrá hacer allí mismo. Revisar el peso para no excederse del máximo permitido con la báscula de casa, no tendrá la misma precisión que la de ellos pero nos orientará bastante. Navajas suizas y líquidos tienen que ir dentro de la maleta facturada.
    • Billetes de embarque. Aunque no se facture maleta alguna hay que ir a la fila de facturación para cangear el papel impreso por los billetes de embarque. Por cierto, no están numerados.
    • Esperar.
    • Pasar controles de seguridad y volver a mostrar los billetes al personal de la compañía cuando anuncien el embarque propiamente dicho. Suele ponerse bastante fila porque al no estar numerados los asientos la gente quiere llegar de los primeros para elegir sitio.
  4. Volar: Como el vuelo se supone que ha salido barato, no esperar grandes atenciones.
    • La mayoría de los mensajes por megafonía son en inglés. De acuerdo que es el idioma internacional y oficial en los vuelos internacionales, pero no estaría de más tener un poco de consideración hacia las personas que no entendemos el inglés. Sobretodo si entre el personal de vuelo hay personal español.
    • Si no se habla el inglés con fluidez, no buscar asientos junto a las puertas de emergencia, te harán levantar porque una norma dice que en esos asientos deben ir personas que hablen y entiendan el inglés.
    • Curiosamente, para vender alimentos, bebidas y otros productos el idioma que utilizarán sera el español. Por cierto a unos precios abusivos.
  5. Aterrizar: No hay mucho que contar pero este paso es imprescindible.

Lecturas recomendadas

8 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *