Rascafría y el Monasterio de El Paular. Pequeña excursión por la Sierra de Madrid

El pueblo de Rascafría está enclavado en la sierra de Guadarrama a los pies de Peñalara, en el valle del río Lozoya y nos ofrece múltiples posibilidades para el ocio y turismo, senderismo, esquí alpino o de fondo, rutas ecuestres etc. Además dispone de una variada oferta hostelera y gastronómica, en gastronomía destacar las carnes con denominación de origen Sierra de Guadarrama, verduras de la huerta de El Paular y setas de la zona.

Nosotros estuvimos alojados en “La Posada del Campanario“, un lugar con mucho encanto.

Paseo de Rascafría a Monasterio de El Paular

El camino que nos lleva a la Cartuja de El Paular, tiene un recorrido de 1,5 km y discurre paralelo a la carretera que nos lleva hacia el Puerto de Cotos, está totalmente adaptado para personas invidentes, dispone de explicaciones en paneles de braille y lugares de descanso donde apreciar con el sentido del oído y del olfato de la flora y del rumor del agua que nos irá amenizando todo el camino. También el camino está adaptado para personas con problemas de movilidad.

cartel para ciegos del camino. Rascafria

Rascafría. Banco junto a árbol para descansar

Comienza junto al antiguo cementerio de la población de Rascafría, cerca tenemos el Centro de Información y Turismo, iremos paralelos al río Lozoya y chopos y fresnos centenarios nos irán obsequiando con su sombra y frescura durante todo el recorrido, además de los trinos de los pájaros que anidan en sus ramas.

Rascafría. Camino a El Paular

Rascafría. Camino con árboles centenarios

Cuando hemos andado un breve recorrido llegamos al área de descanso “El resguardo de la cañada“, donde tenemos una zona techada, bancos para descansar y un pequeño aseo portátil. Cada pocos metros encontramos bancos donde poder descansar o escuchar los ruidos de la naturaleza y aprovechar para disfrutar del río.

Rascafría. Resguardo de la cañada.

Un poco antes de llegar al monasterio, pero ya divisándolo, nos encontramos un panel divulgativo de las rocas de la zona y una breve explicación de ellas.

Rascafría. Cartel divulgativo sobre las piedras del entorno

Antes de entrar al monasterio merece la pena acercarse a “El Puente del Perdón“, del siglo XVIII y llamado así porque era el último sitio donde los reos podían pedir clemencia.

Rascafría. Puente del perdón

Camino alternativo

Este camino atraviesa la Finca de los Batanes, uno de los cuarteles en que se dividía las propiedades de la Cartuja, pero los domingos y festivos la verja de salida está cerrada. El camino nos lleva por una zona arbolada donde podremos apreciar el aprovechamiento del río y los sistemas de conducción del agua para los batanes (molinos de papel) y nos lleva directamente al puente del Perdón.

Rascafría. Río Lozoya

Dicen que la primera edición del Quijote se realizó con papel procedente del Molino de los Batanes.

Monasterio de El Paular

Las visitas son guiadas de lunes a viernes (excepto los jueves) a las 12, 13 y 17 horas. Los sábados a las 12, 13, 17 y 18 horas. Los domingos a las 13, 17 y 18 horas.

Está enclavado en un lugar privilegiado, rodeado de agua, vegetación y bellas montañas, especialmente el Macizo de Peñalara. Se empezó a construir en 1390 con el Rey Juan I de la Casa Trastamara, la habitan en un principio la orden de los cartujos de San Bruno y se convierte en la primera Cartuja de Castilla, generando una gran riqueza proveniente de sus explotaciones. Con la desamortización de Mendizábal cae en el olvido, el expolio y el deterioro. En 1876 es declarado Monumento Nacional y en 1954 se hacen cargo del monasterio los monjes benedictinos de Valvanera. Se restaura y poco a poco se le va devolviendo todo su esplendor.

La entrada cuesta 3 euros, en el recorrido iremos descubriendo:

  • La entrada renacentista de estilo Reyes Católicos de la iglesia del Monasterio.

Rascafría. Entrada renancentista Reyes Católicos.

Rascafría. Techo de la entrada renacentista.

  • Una impresionante reja plateresca del siglo XV que separa el coro de los hermanos del resto de la iglesia.

Rascafría. Reja plateresca del monasterio

  • Un bellísimo retablo de alabastro policromado que recrea 17 escenas bíblicas (S. XV, gótico flamígero).

Rascafría. Retablo de la iglesia del monasterio

  • El refectorio.
  • El claustrillo.
  • La capilla de los ángeles.
  • El tesoro mejor guardado, el “Transparente” o Tabernáculo situado detrás del prebisterio y dedicado a venerar la custodia. Es de mármol de colores procedente de Andalucía y de estilo barroco andaluz. Una estructura hexagonal que alberga un sagrario monumental de 1724 y una capilla octogonal con 4 capillitas y 3 altares. En ellas se conservan gran cantidad de tallas, como la de San Bruno, fundador de la orden de los cartujos.

Rascafría. Custodia de la iglesia del monasterio

También se puede visitar el claustro con sus 52 pinturas barrocas del siglo XVII de Vicente Carducho, abonando el suplemento correspondiente.

Junto al monasterio está el hotel Sheraton de Santa Mª de El Paular, donde podemos visitar una capilla dedicada a la Virgen de Montserrat, el Patio Ave María con una fuente en su centro y unos bellos jardines.

Rascafría. Capilla dedicada a la virgen de Montserrat

Rascafría. Entrada al hotel sheraton

Rascafría. Patio Ave María del hotel Sheraton

Alrededores de Rascafría

  • El área recreativa de “Las Presillas“, piscinas naturales en el río Lozoya.
  • El “Mirador de los Robledos” bajo el macizo de Peñalara, con unas impresionantes vistas del Valle de Lozoya. En la pradera del mirador hay un monolito dedicado a la Guardia Forestal y una orientadora para saber los nombres de las cimas que nos rodean y las poblaciones que se divisan.

Rascafría. Mirador de los Robledos

Rascafría. Monumento en el mirador.

Rascafría. Vacas en el Mirador

  • La Isla, zona de descanso que nos permite pasear entre bosques de pinos, bañarnos en el río Lozoya o simplemente tomar un refrigerio en alguno de los bares de que dispone, un lugar idílico.

Rascafría. Embalse en la zona de la isla

Rascafría. Camino entre pinos en la zona de la isla

Enlaces

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *