Un recorrido por las plazas del casco antiguo de Zaragoza

Un paseo de 2 km por las placitas del casco antiguo de Zaragoza, comenzando en la calle Alfonso I junto a la plaza del Pilar y terminando en la plaza La Seo.


Ver Plazas de Zaragoza en un mapa más grande

Plaza del Justicia

En la calle Alfonso I giraremos a la derecha por la calle Manifestación y accederemos a la Plaza del Justicia.

Allí nos encontramos la iglesia de San Cayetano o de Santa Isabel de Portugal, que data de los siglos XVII y XVIII, construida en honor a Santa Isabel, infanta de Aragón y Reina de Portugal. El nombre de San Cayetano procede de los dueños del solar donde se iba a edificar un convento, los padres cayetanos. Cobra mucha importancia por su actividad durante la Semana Santa, de aquí sale la Procesión del Santo Entierro, por ello nos encontramos frente a la iglesia una escultura en honor al cofrade.

En el centro hay una isleta ajardinada y en ella se coloca en los años sesenta la fuente de la Samaritana.

Por la calle del Temple nos dirigimos hacia la siguiente plaza. Esta calle es muy conocida por sus bares de copas y al final de la misma está la crepería La Flor, un sitio muy coqueto para degustar unas deliciosas crepes.

Plaza del Justicia. Iglesia de San Cayetano o de Santa Isabel de Portugal

Plaza del Justicia. La samaritana

Plaza San Felipe

En esta plaza se construyó a principios del siglo XVI la llamada Torre Nueva, al poco de su construcción se percibe el inclinamiento de la torre y en 1892 se destruye alegando ruina. Hoy la disposición del pavimento en forma de octógono y una escultura en bronce de un niño sentado en el suelo dirigiendo su mirada hacia donde estaba la desaparecida torre, recuerdan su memoria. También se puede ver en un mural pintado en la fachada de un edificio.

Esta plaza está rodeada de edificios tan importantes y emblemáticos como la iglesia de San Felipe y Santiago el Menor, con su fachada barroca, el Palacio de los Condes de Argillo hoy sede del Museo Pablo Gargallo, el Torreón Fortea y la Casa Montal.

Destacan frente al Museo Pablo Gargallo las esculturas ecuestres que representan una pareja de atletas (el clásico y el moderno) a caballo formando el saludo olímpico. Encargadas para la Exposición Internacional de Barcelona de 1929 para el Estadio Olímpico de Montjuic.

En mayo de 2010 se inaugura “La vendimiadora“, escultura de Gargallo, ubicada junta a la calle Candalija y que es una invitación a entrar al magnífico museo. Hecha con el único modelo que existe de 1928.

Por la calle Torrenueva llegamos a la calle Alfonso, la cruzamos y continuamos por la calle Mendez Nuñez hasta la calle Santa Cruz.

Plaza San Felipe. Mural de la Torre NuevaPlaza San Felipe. Escultura La vendimia

Plaza San Felipe. Museo Pablo Gargallo. Palacio de los Condes de Argillo

Plaza Santa Cruz

En la calle Santa Cruz, que nos lleva hasta la Plaza del mismo nombre, nos encontramos la “Bodeguilla de Santa Cruz“, con unas tapas para disfrutarlas y saborearlas tranquilamente. También el restaurante “El Prior“, un palacio renacentista que debe su nombre a que en él vivió D. Lupercio Ortal, Prior del Pilar y Dean de La Seo.

La plaza es un lugar agradable en verano para sentarse a tomar un refresco en sus terrazas.

Plaza Santa Cruz

Plaza Ariño

Yendo hacia la calle D. Jaime y junto a la Plaza Santa Cruz nos encontramos la Plaza Ariño.

En el centro tenemos el monumento al cineasta Eduardo Jimeno Correas, el primer español que realizó y produjo una película en España que junto a su padre rodó la famosa película “Salida de misa de doce del Pilar de Zaragoza” en 1896.

Destaca la Casa Palacio de los Torrero, palacio renacentista del siglo XVI, hoy sede del Colegio Oficial de los Arquitectos de Aragón.

En esta plaza y en su aledaña Santa Cruz exponen los pintores sus obras los domingos por la mañana. Estas dos plazas se llenan de arte.

Por la calle Don Jaime en sentido opuesto al Pilar, llegaremos a la Plaza Sinués. Frente a la plaza está la iglesia San Gil, templo construido en el siglo XIV en estilo mudéjar con posteriores reformas barrocas realizadas en el siglo XVIII.

Plaza Ariño. Monumento al cineasta Eduardo Jimeno Correas

Iglesia San Gil en la calle Don Jaime I

Plaza Sinués y Urbiola

Una de las plazas más versátiles, lugar de encuentro algunos sábados por la tarde de los amantes del tango, el 1º y 3º sábado de cada mes se celebra el mercadillo de cultivos biológicos procedentes de los agricultores aragoneses, en fiestas se instala el tiovivo para disfrute de los chavales y chavalas.

Destaca la fachada posterior del Teatro Principal. Nos encontramos una escultura de Pablo Serrano dedicada a José Sinués compuesta por un bloque de granito con el relieve del rostro del homenajeado en bronce, a un lado y sobre un plano inclinado una composición poliédrica en acero que representa a dos manos superpuestas.

Plaza Sinués y Urbiola. Fachada posterior del Teatro Principal

Plaza Sinués. Bailando Tango

Plaza San Pedro Nolasco

Seguimos la ruta por la calle Verónica y bordearemos el Teatro Romano hasta llegar a la Plaza San Pedro Nolasco.

Lugar de conciertos y actuaciones. En un lateral tenemos el monumento a los hermanos Argensola, prestigiosos escritores aragoneses del Siglo de Oro español, que consta de una escultura femenina realizada en mármol de Carrara y dos medallones de bronce, encargados al escultor José Bueno, con los retratos de los hermanos Argensola. En 1951 se restaura la figura femenina y en 1991 se sustituye por otra tomando de modelo la anterior, se cambia la situación del libro y se coloca la cara de la musa Thalía en la base.

En la calle San Jorge, tenemos la entrada al Museo del Teatro Romano y en el lado opuesto alguna oferta para “ir de tapas“.

Por la calle de los Hermanos Argensola llegamos a la calle Mayor, antes de cruzarla conviene pararse para ver a la derecha la Torre de la Magdalena, se continúa por la calle del Cedro y se llega a la Plaza Santa Marta.

Plaza San Pedro Nolasco. Monumento a los hermanos Argensola

Plaza Santa Marta

Su nombre procede del hospital del mismo nombre fundado en el siglo XIV. Ubicada en el antiguo barrio de La Seo que estaba situado a los pies de la torre de la Catedral de San Salvador, barrio donde vivían familias y linajes importantes, a menudo relacionados con cargos y dignidades eclesiásticas.

Alrededor de esta plaza se encuentran importantes vestigios de su pasado esplendoroso como la Casa de Huarte (Palacio renacentista que perteneció al Marqués de Huarte, en la actualidad sede del Archivo Histórico Provincial de Zaragoza). La casa de D. Miguel Donlope (Hoy sede de la Real Maestranza de Caballería de Zaragoza), se puede ver con visita guiada por 2 euros, conserva 3 salones con artesonados y una bella escalera con cúpula.

Una de las plazas con más solera para “ir de tapas“. En el Lince se puede degustar un vinito con su famoso montado de sardina, tomate y pepinillo. Tragantua, Cedros, Dominó y Marpy completan la oferta.

Saliendo por la calle Dormer y doblando a la derecha por Pabostría, continuaremos por la calle del Dean para pasar bajo su arco y finalizar en la Plaza San Bruno.

Plaza Santa Marta

Plaza San Bruno

San Bruno fue fundador de la orden de los cartujos y antiguamente había una imagen suya en el espacio donde se ubicaba la sede de esta orden.

Desde esta plaza se puede admirar el Arco del Dean, que comunica la casa del Dean con la Catedral del Salvador y se remonta al siglo XIII, y la fachada mudéjar de la Catedral. Conviene visitar el Museo del Puerto Fluvial de Caesaraugusta.

Las mañanas dominicales se celebra el mercadillo de antigüedades y alimentación de la zona.

Atravesando la Plaza de La Seo se puede finalizar esta ruta comiendo las famosas sardinas a la plancha de “La Flor de la Sierra” en la calle San Valero, 8. Taberna fundada en 1925.

Plaza San Bruno

Plaza San Bruno. Fachada mudéjar de la Catedral del Salvador

3 comentarios en “Un recorrido por las plazas del casco antiguo de Zaragoza

  1. jose angel

    Tengo buenos recuerdos de un caseron que ocupaba parte de la plaza de ariño hasta los años 60, alguie podria decirme como se llamabay un poco de su historia, quiza hasta alguna vieja foto

  2. Pilar Lucía

    Muy buena idea Tere, me ha resultado muy entrañable, son un poco las plazas de todos, por donde hemos paseado a nuestros veinte, treinta etc..a mi me encantan cada una de ellas por eso me ha alegrado el artículo.
    Adelante, sigue así

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>