Ascensión al pico Peiró atravesando el hayedo del Peiró

La ruta del pico Peiró conlleva una ascensión un tanto dura pero con una recompensa inigualable. Se atraviesa el hayedo del Peiró para deleite de los senderistas.

Índice

El Pico Peiró se encuentra entre las divisorias de los valles del río Garona y el Isuela. Su cima está a 1586 metros de altitud y en el camino atravesaremos el hayedo del Peiró.

Hicimos esta excursión en Junio, aunque nos habían recomendado hacerla en el otoño por la variedad de colores que presentaban estos bosques, no os defraudará hacerla en esta época porque os encontraréis una gran variedad de flores y una gran belleza en el bosque. Llegamos a la conclusión que cualquier época es buena para admirar y disfrutar de esta zona.

Aparcamiento y aproximación al comienzo de la ruta

Comenzamos con mucha ilusión, partimos desde Zaragoza dirección a la localidad de Arguis por la carretera de Huesca A-23, una vez pasado Arguis por la antigua carretera N-330 tomaremos dirección a Bentué de Rasal, a los pocos kilómetros tomaremos un desvío a la izquierda e iremos por él unos 300 metros hasta llegar a un aparcamiento y zona de carteles indicativos, ahí dejaremos el coche.

Pico Peiró y hayedo de Peiró. Aparcamiento

El primer kilómetro se hace a través de una pista con un ascenso suave. Desde el cartel que indica el comenzó de la ruta hasta la cima son 2 km donde habrá que ascender 440 m, es decir, tendremos una pendiente media del 22% y al decir media hay que asimilar que habrá tramos con un 36% y otros más livianos.

Pico Peiró. Mapa
De color verde los tramos más cómodos y de color rojo los que tienen una pendiente considerable.

Lo primero que veremos al bajar del coche será el pico Peiró con sus pliegues inconfundibles, con sus estratos verticales de roca caliza y de forma un tanto redondeada, pues el pico nos espera, vamos a visitarlo.

Pico Peiró visto desde el aparcamiento.

Una vez dejado el coche veremos las señales de madera que indican “Pico del Peiró” y “Pozos de hielo Las Calmas”

Primer desvío para acceder a la ruta del pico Peiró

Tomamos la de la derecha e iniciamos aquí la ruta y el campo se nos presenta tapizado de color amarillo de los erizones que pintan laderas y explanadas. También nos reciben gran variedad de flores.

Erizones adornando el camino que lleva a la ruta del pico Peiró

Seguimos por esta pista durante un kilómetro aproximadamente escoltados por pinos, hasta que llegamos al inicio de la senda de ascensión al pico Peiro.

Pista escoltada de pinos que lleva al inicio de la ruta del pico Peiró

Comienzo de la ruta

Aquí puede que veamos algún coche, ya que puedes llegar hasta aquí con él, pero te perderías estas bonitas vistas. Divisaremos el indicador del Pico Peiró y un panel informativo de la ruta.

Panel informativo de la ruta al pico Peiró y al hayedo de Peiró

Parte de la ascensión coincide con el camino natural de la hoya de Huesca señalizado por unos inconfundibles postes de madera con una placa roja metálica.

Empezamos con la parte más dura del camino, pero recuerda, no hay prisa, descansa lo que necesites, relájate y disfruta de este maravilloso paisaje.

Este tramo está bastante empinado, hay un desnivel nada despreciable para nuestras piernas y nos encontraremos con pinos y bastante boj.

Este sendero alfombrado de hojas secas, en algunas zonas se muestra amable con nuestro cansancio y nos facilita la subida con traviesas y peldaños de madera, también sirve para protegerlo de la erosión.

Escaleras en el sendero del pico Peiró

Tras la fuerte subida llegaremos a una zona mucho más suave y veremos unas barandillas desde donde veremos en todo su esplendor el Pico que nos está esperando desafiante con sus pliegues que según la perspectiva que tenemos parecen agujas.

Lateral del pico Peiró

Hayedo del Peiró

Tras esta primera ascensión alcanzamos el hayedo del Peiró, uno de los hayedos más meridionales de la provincia de Huesca, ubicado en la ladera norte de la Sierra de Gratal, junto al Pico Peiro. También nos encontraremos junto a las hayas, el tejo.

Hayedo de Peiró

Una vez que entramos en el hayedo, todo cambia, de repente todo se oscurece un poco, el ambiente se vuelve más verdoso y nos vamos empequeñeciendo con esas hayas que nos arropan durante el camino. Es el momento de relajarte y empaparte de esta tranquilidad y serenidad que nos brinda el bosque.

Vamos recorriendo el hayedo y llegamos a un desvío con su panel informativo, que nos informa de dos rutas “El collado de Sarramiana” y “La cima del pico Peiró”.

Último tramo de ascenso

Nosotros seguiremos dirección a la cima, una vez pasado el hayedo volvemos al exterior, la luz se abre paso, así como el matorral, el boj y de nuevo los erizones con su color amarillo y la piedra.

Ultimo ascenso al pico Peiró

Volvemos a ascender por una senda marcada con hitos de piedra para llegar al collado que tenemos justo antes de tocar la cima.

Una vez en el collado podremos hacer un descanso para disfrutar de las magníficas vistas del valle y de las sierras que nos rodean, justo antes de ascender los últimos metros para la ansiada cima.

Vistas subiendo al pico Peiró

Desde aquí ya divisamos la cresta de la cima, ya solo nos queda abordar el último repecho de desnivel hasta coronar la cima del pico Peiró.

Ultimo tramo para llegar a la cima del pico Peiró

La cima del pico Peiró

Saludando en la cima del pico Peiró

Objetivo conseguido, ahí tenemos la cima del pico Peiró.

Las vistas son espectaculares, y la alegría nos invade por haberlo conseguido.

Vista panorámica desde el pico Peiró con el pantano de Arguis al fondo
Panorámica desde el pico Peiró con el pantano de Arguis al fondo y la peña Gratal a la derecha.
Vista panorámica desde el pico Peiró mostrando la vertiente de Bentué de Rasal.
Panorámica desde el pico de Peiró mostrando la vertiente de Bentué de Rasal

Información complementaria

La misma ruta pero en invierno.

Deja una respuesta