Villalangua. Foz de Salinas. Collado de la Osqueta

El sendero de la foz de Salinas combina historia, botánica, geología y fauna. Sin dificultad alguna y en un entorno espectacular.

La ruta comienza en Villalangua. Se atraviesa la foz de Salinas,  se pasa por el antiguo pueblo de Salinas culminando en el collado de la Osqueta.

Ficha de la ruta: Distancia de 4,3 km. Desnivel de 546 m. 90 minutos la ida sin contar paradas. Para descender siempre se invierte menos tiempo. Dificultad baja.

Villalangua

Villalangua pertenece al municipio de Las Peñas de Riglos, en la Hoya de Huesca. Desde el pueblo se ve perfectamente nuestro destino y la pendiente que tenemos que salvar.

Collado de la Osqueta al fondo. Objetivo a conseguir.

El camino cuenta con un conjunto de mesas y pies interpretativos que nos darán las claves para descubrir este espacio singular. Comenzando con un panel informativo en la misma salida.

Villalangua. Cartel indicativo del sendero


El itinerario que vamos a recorrer coincide con el sendero PR-HU 97 que llega hasta Agüero.

Comienza en la parte baja del pueblo atravesando el río Asabón por una pequeña pasarela. Se continúa por una pista entre campos cultivados y alguna que otra borda. Se abandona la pista para coger un sendero a la izquierda que indica Agüero. La señalización es perfecta.

Pasado este punto nos encontramos con la variante del camino que viene desde Salinas de Jaca Nuevo, continuando en dirección a los cortados calizos de la Foz de Salinas.

Foz de Salinas

Foz de Salinas. Pared de la derecha

Una vez en la foz el paisaje se transforma, disfrutando de saltos de agua y un pequeño puente de piedra (dicen que medieval) junto la fuente de la Rata.

Foz de Salinas. Vegetación
Cascada en la foz de Salinas

Una muralla de roca escolta nuestro paso. Estamos en el territorio del buitre leonado, vigilante a nuestro paso y decorando el cielo con su majestuosa figura.

Foz de Salinas. Paredes interiores
Foz de Salinas. Buitres
Foz de Salinas. Paredes que custodian
Panorámica de la foz de Salinas

Salinas Viejo

Cuando llegamos a los restos de lo que fue el antiguo pueblo de Salinas nada nos hace presagiar que se trata de un pueblo con más de 1000 años de antigüedad, centro y ayuntamiento de una amplia zona al norte de la Sierra de Santo Domingo.

Pueblo Salinas Viejo. Interior de la iglesia

Sus orígenes hay que buscarlos en la explotación de la sal. Durante siglos se explotaron los pozos de agua salada que abastecían al monasterio de Ruesca.

Con la decadencia del negocio de la sal, Salinas fue perdiendo importancia. Será a mitad del siglo XX cuando el fantasma de la despoblación y los continuos desplazamientos de suelos en la ladera provocaron que su población se desplazara a Villalangüa y a Salinas Nuevo. El abandono y el olvido hicieron el resto.

Destaca la torre de la iglesia de Santa María Magdalena.

Pueblo de Salinas Viejo. Torre de la inglesia

Esta ruta antaño tuvo gran importancia por el tránsito de ganado del llano a la montaña. También fue durante siglos la única vía de comunicación para los habitantes de Salinas Viejo.

Collado de la Osqueta o doble uve

Dejando atrás los restos de la población continuando el ascenso por la ladera nos introducimos en un denso pinar donde la pendiente se va haciendo más pronunciada hasta alcanzar el collado de la Osqueta o doble uve.

Entrada al collado de la Osqueta

Abertura natural del estrato vertical calizo, que emerge en la parte superior de una línea de cresta. Osqueta en aragonés significa muesca, corte.

También se encuentran abundantes fósiles incrustados en la roca, como prueba que en un pasado muy lejano ese suelo estaba inundado de agua marina.

Concha fósil en el collado de la Osqueta

Las vistas aquí son impresionantes. Al norte la foz de Salinas, el pueblo Villalangua y los picos del Pirineo. Al sur los montes de la Sierra de Santo Domingo.

Corrado de la Osqueta. Vistar norte
Vistas norte desde el collado de la Osqueta. Al fondo se ve Villalangua
Collado de la Osqueta. Vistas Sur
Vistas de la cara sur.

Es el momento para descansar, comer el bocadillo que llevábamos preparado con la cantimplora llena y disfrutar de las vistas.

Collado de la Osqueta. Amigos

Información complementaria

Foz de Salinas – la Osqueta: Un completísimo artículo sobre el mismo recorrido de “Cuando baja el sol“.

Seccion Senderismo

Tienes más rutas senderistas en la sección Senderismo de Miniguias.com


Deja una respuesta